Seleccionar página

Una semana de intensas actividades y una evaluación exitosa podemos hacer de este nuestro 1er Encuentro de Carpinteros de América Latina realizado entre los días 29 de enero y 4 de febrero de 2018 en la ciudad de Ancud, Chiloé.

Nuestros colegas venidos de distintos puntos del sur del continente americano y de otros tantos lugares de nuestro país pudieron observar el trabajo que realizamos durante casi dos décadas para la preservación de uno de los inmuebles más importantes de nuestra cultura de la madera: nuestras iglesias.

La actividad en la que nuestros invitados pudieron observar la naturaleza de nuestro oficio fue «una minga en Agoní». Una minga es un trabajo conjunto y solidario, sin intercambio de dinero, entre varias personas para resolver una «situación» que atañe a una misma comunidad.

En la minga realizada en la pequeña localidad de Agoní, junto a la comunidad – Comité de Iglesia y Junta de Vecinos – que apoyó con la preparación de almuerzo y trabajo, los carpinteros de la Asociación junto a nuestros visitantes -restauradores y carpinteros-  trabajamos para cambiar las ventanas de la pared norte de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, se cambiaron tablas del cielo y se retapizaron algunos reclinatorios de la iglesia.

 

 

 

 

 

 

 

Agradecemos a través de este medio a toda la comunidad de Agoní que se esmeró durante la jornada previa con los preparativos para el almuerzo y la recepción de los invitados. En especial a Enriqueta Mario, presidenta del Comité de Capilla de Agoní y Gabriel Muñoz, presidente de la Junta de Vecinos de Agoní Bajo por su preocupación y trabajo permanente la conservación de su iglesia.

Agradecemos también al alcalde la comuna de Queilen, Marcos Vargas Oyarzún,  por su presencia en este evento y la colaboración del municipio que dirige: donó los corderos para el asado con el que trabajadores y visitantes cerraron en una animada velada,  la jornada de trabajo.