Seleccionar página

Quiénes somos

Somos carpinteros de oficio. Tal como fueron carpinteros nuestros padres, abuelos, bisabuelos,  y así, hacia atrás en el tiempo. Somos carpinteros de oficio. La mayoría de nosotros comenzó a ejercerlo de muy niños, acompañando en las labores a nuestros padres, cuando el oficio era el sostén de la familia, como lo era la marisca, la agricultura o los viajes a la Patagonia.

Somos además carpinteros patrimoniales, pues del oficio pasamos a ser especialistas en la carpintería de iglesias cuando Unesco declaró a 16 de nuestras 70 iglesias de madera como patrimonio de la Humanidad el año 2001 y se entregaron importantes recursos para intervenir sus techos y explanadas o restaurarlas completamente.

 

Nuestra Asociación

Nos unimos en una Asociación, pues quisimos dar importancia a un oficio fundamental en la construcción de esta cultura basada en la madera. Quisimos dar importancia a un oficio que fue ejercido por nuestros antepasados, cuando para trabajar la materia estaban sólo las manos, el hacha….

Nos unimos en Asociación para dar importancia a un oficio que no solo levantó con ingenio estas enormes estructuras que son un patrimonio para el mundo entero por su belleza y singularidad, sino también porque este oficio muestra la perseverancia, convicción y devoción de una cultura para mantener en pie, a pesar de la adversidad del clima y la escasez material, estos espacios donde la mujer y el hombre celebraron el encuentro con los suyos generación tras generación.

Nos unimos en Asociación porque somos hijos de este pueblo y como tales entendemos que está la urgencia de colaborar con nuestras comunidades para preservar el legado material e inmaterial que dejaron nuestros mayores.

Y por último,  nos unimos en Asociación porque quisimos que este oficio no solo sea vocación de presente sino también de futuro. Queremos ser nosotros los carpinteros de Chiloé lo que podamos hablar de él. Queremos que este oficio se aprenda y queremos enseñarlo. Queremos tener voz y tener decisión. Desde ahora queremos que sea con nosotros.